Casi cada día llegan parejas a mi consulta diciéndome algo así como:

“ESTO NO TIENE SOLUCIÓN, SI HEMOS LLEGADO HASTA AQUÍ..

“¿QUÉ VAMOS A SOLUCIONAR?”

Y algunas cosas más de este estilo como:

“NO AGUANTO A ESTE TÍO/A”, “NO ME COMPRENDE”…

Y una que es la estrella:

“SEGUNDAS OPORTUNIDADES NUNCA FUERON BUENAS”…

Cuando me dicen esto, ya comprendo rápidamente en el punto en el que están, están hasta el moño por no decir otra cosa.

Han perdido la ilusión, las ganas, y se han olvidado de lo que sentían por su pareja. Lo malo ha ganado a lo bueno.

Lo entiendo perfectamente, en mi faceta humana, lo he vivido en primera persona y es muy duro no ver una opción ni una manera de estar bien con la persona que has compartido tanto!!

Además a esto se suma, que nuestra cabeza se pone a pensar en todo lo negativo que ha pasado a lo largo de la relación y se olvida de todo lo positivo que si ha ocurrido. Y, por si fuera poco, tendemos a pedir opinión a personas que refuerzan nuestras ideas como por ejemplo,
amig@s divorciados o que están mal con sus parejas que te pueden decir cosas como:

“SI ES QUE NO TE MERECE”, “SI ESTO YA SE VEÍA VENIR”, “MUCHA MUJER ERES TÚ”…

O cosas de este estilo que, al final, te vuelven aún más loco.

Recomendaciones sobre las segundas oportunidades en pareja

Por eso, en este punto, mis recomendaciones son:

1. Solo preguntar a personas de muchísima confianza que vayan a darte una visión no sesgada de la realidad;

2. Pedir poca opinión y estar más contig@ mism@

3. Si tienes dudas acude a un especialista. Recuerda no tomes decisiones precipitadas.
La realidad es que, normalmente, se toman decisiones precipitadas incluso llegando a dejar la relación.

Los primeros meses bien porque estás con la euforia y te sientes como vivo (es la adrenalina no que estés mejor, siento chafarte! ) pero luego empezamos a valorar todo lo bueno que tenía esa persona, todos los momentos vividos y, casi siempre, exceptuando rupturas por cuestiones
muy serias, aparece el arrepentimiento.

¿Qué es lo que ha ocurrido?

segundas oportunidades en parejaPues bien, nos hemos dejado influenciar por opiniones sesgadas, no hemos tomado acción para tratar de solucionar el problema y nos hemos ido por la vía fácil: LA HUIDA y esto no soluciona nada.

El problema sigue estando ahí y se representará con otras
parejas o en tu vida sin pareja.

Pero, cuando nos arrepentimos, empezamos a dudar de nuestra decisión y de si hemos hecho lo correcto y más si hay implicados niños y demás situaciones.

Segundas oportunidades ¿nunca fueron buenas?

Y es en este momento en el que alguien te dice algo así como:

“SEGUNDAS OPORTUNIDADES NUNCA FUERON BUENAS”

O algo como…

“RECUERDA PORQUE DEJASTE LA RELACIÓN TAN BUEN@ NO SERÍA”

Ay madre!! Cuidado con hacer caso a los demás y dejarnos influenciar por lo que nos dicen, nadie sabe lo que ocurre en una relación salvo las dos personas que la formas.

Aspectos importantes sobre segundas oportunidades en parejas

En este casi tenemos que tener claras dos cosas:

1. Es importante que diferenciemos bien si quiero retomar la relación porque me siento solo@ o es porque creo que puede funcionar…

2. Tengo que tener muy clara la decisión. Si has hecho este proceso, he de decirte una cosa, en las relaciones de pareja no hay reglas universales no podemos decir segundas partes nunca fueron buenas como regla universal para todas las relaciones de pareja, todo depende de si tiene solución y de si estamos 100% dispuestos a solucionar.

La realidad es que, a pesar de lo refranera que yo soy, he de decir que como terapeuta de pareja y como persona creo en las segundas y en las terceras oportunidades pero bien hechas.

Ingredientes para que funcionen las segundas oportunidades en pareja

Y te preguntarás, ¿Cuáles son los ingredientes para que funcione si antes no funcionó? Te los cuento…

1. Asumir que la responsabilidad es 50% de cada una de las personas de la pareja
2. Tener claro que elijo al 100% con lo bueno y lo menos bueno a mi pareja
3. Tomar una decisión no solo basada en sentimientos sino también en razones
4. Haber pasado el suficiente tiempo separados como para que la decisión sea firme
5. Hacer un trabajo individual profundo
6. Invertir tiempo, dinero y recursos en solucionar la relación
7. Estar dispuesto a ceder
8. No abandonar el barco
9. No dejarte influenciar por lo que opinen los demás
10. Respetar los espacios individuales
11. Trabajar cada día en generar complicidad y tener detalles
12. Escuchar y decir lo que sentimos en cada momento
13. Aprender de los errores
14. Aprender del tiempo que hemos estado distanciados para saber cómo no llegar hasta ahí y qué hacer si ocurre.

Reflexiones finales sobre segundas oportunidades en pareja

Solo te diré un par de cosas más: Merece la pena luchar por lo que merece la pena tener y es necesario aprender a estar bien estando mal.

segundas oportunidades en parejaComo he dicho antes, esto lo digo como terapeuta, pero también como persona, yo he cometido todos estos errores y alguno más en mi relación de pareja y he aprendido, más bien a base de tortas y lloros de ello.

Por eso hoy quiero decirte que se puede solucionar, que da igual si es la primera, la segunda o la tercera oportunidad todo depende de ti, de que quieras hacer y de que estés dispuesto a dar.

Todo en la vida tiene solución: los japoneses cuando un jarrón se rompe lo pegan creando una obra de arte aún más preciosa y llamativa. Hacen del roto una preciosidad, porque de las peores situaciones se puede aprender y se puede dar la vuelta a la tortilla.

Por lo que podríamos decir que, en las relaciones de pareja, el truco es aprender a darle la vuelta a la tortilla, y ya sabes, que nunca falte el sentido del humor y las ganas de crear momentos especiales cada día.

Nadie dijo que fuera fácil, pero mientras haya opción a mí siempre me pillaran dando el 100%.

Cada día es una nueva oportunidad para hacer las cosas de otra manera. Ser feliz en pareja es posible.

Patricia Sánchez

💗 DESCUBRE CÓMO GESTIONAR LAS EMOCIONES EN TUS RELACIONES